Tronco relleno de mousse de chocolate
16171
single,single-post,postid-16171,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
tronco-de-chocolate

Tronco relleno de mousse de chocolate

Lo sé , lo sé, es un pelín tarde para colgar una receta tan Navideña jeje, pero bueno, más vale tarde que nunca, y aún estáis a tiempo de preparar este fantástico postre para año nuevo (y si no pues es una receta que con otra decoración puede valer para cualquier ocasión, que no es que esté buena, es que está de muerte!!)

No olvides que seguimos de sorteo 🙂 ¡¡Pincha en la siguiente imagen para participar!!

No sobraron ni las migas, casi nos comemos hasta el acebo de decoración jeje. Se trata de un tronco de bizcoche son un leve toque cítrico relleno de una deliciosa mousse de chocolate intenso. Perfecto para grandes y pequeños. No os arrepentiréis 🙂

INGREDIENTES:

Para el bizcocho:

80 g. de azúcar,

3 huevos XL

75 g. de harina especial para repostería

Ralladura de limón y/o naranja y/o mandarina (yo le puse la ralladura de un limón y de una mandarina)
Para la mousse de chocolate: 

3 huevos XL

200 g. de chocolate negro especial para postres (yo uso el de Nestlé que es el que más me gusta)

100 g. de mantequilla

Si queréis que la tarta quede algo más dulce y no tan intenso, incluid 100 g. de azúcar en la elaboración de la mousse
Para la cobertura:  

200 g. de chocolate negro para postres

100 g. de mantequilla
Para la decoración:  

Cacao en polvo sin azúcar

Y lo que se os ocurra… jeje (Figuras de azúcar o de fondant, ralladuras de chocolate blanco, frutos rojos… 🙂
Elaboración:
Empezaremos por hacer el bizcocho. Para ello lo primero será encender el horno a 180 grados con calor arriba y abajo para que se caliente.

Montamos los huevos con unas varillas eléctricas a velocidad máxima durante unos 4 minutos hasta que estén muy esponjosos. Se trata de batir los huevos a gran velocidad hasta que suban mucho de volumen y blanqueen, quedan con una textura de mousse muy aérea.
Una vez montados los huevos, añadimos poco a poco el azúcar y seguimos batiendo a velocidad máxima un minuto más. Añadimos también la ralladura de los cítricos (este paso es opcional, pero la da un toque muy rico al bizcocho).

Tamizamos la harina y la añadimos a la mezcla anterior poco a poco. La incorporamos con una lengua de silicona con movimientos envolventes para que no pierda el aire y el bizcocho quede súper esponjoso .
Una vez que tenemos la masa preparada, la volcamos sobre una bandeja de horno en la que previamente habremos colocado un papel vegetal. Lo extendemos con la lengua de silicona hasta darle una forma rectangular y lo horneamos durante unos 10-12 minutos (hasta que empiece a coger color por la parte de arriba.

Una vez hecho el bizcocho, lo volcamos sobre otro papel vegetal, despegamos el antiguo papel con cuidado (nos quedará el bizcocho boca abajo sobre el nuevo papel) y enseguida lo envolvemos sobre si mismo para que coja la forma mientras aún está caliente. Dejamos que se enfríe  por completo así enrolladito antes de empezar a rellenarlo.

Mientras se enfría el bizcocho, hacemos la mousse para el relleno
Para ello,  ponemos en un cuenco el chocolate troceado y la mantequilla y los fundimos al baño María. Dejamos que temple un poco para que no se cuajen las yemas que tenemos que incorporar.

Una vez esté templado el chocolate, añadimos las 3 yemas de huevo de una en una y mezclamos bien (mejor si es con una varilla o con una lengua de silicona).

En otro bol, montamos las 3 claras de huevo a punto de nieve muy firme (si le echáis un poquito de sal y un chorrito de limón a las claras se montarán mejor)  y las añadimos a la mezcla de chocolate con una lengua de silicona mediante movimientos envolventes hasta que se integren perfectamente. Reservamos en el frigorífico.

Una vez frío el bizcocho y el relleno, lo abrimos con cuidadito y extendemos la mousse de chocolate. Ahora es el momento de enrollar con cuidado el bizcocho y ponerlo sobre la bandeja donde lo vayamos a servir. Cortamos los extremos para que quede más bonito y utilizamos uno de los recortes para ponérselo encima.
Ahora toca preparar la cobertura, que no puede ser más fácil: Basta con derretir al baño maría el chocolate y la mantequilla.

Extenderemos esta cobertura mientras aún esté caliente sobre el tronco y la extendemos con cuidado. Cuando esté algo más fría y haya cogido consistencia, le hacemos los dibujos del tronco con la ayuda de un tenedor y terminamos decorándolo como más nos guste (en mi caso utilicé cacao en polvo sin azúcar que espolvoreé con un tamiz y le coloqué unas hojas de acebo natural).

Lo dejamos enfriar en el frigo y lo sacamos una de la nevera una hora antes de servirlo. Delicioso… Ya me contaréis 🙂 ¡Espero que os guste mucho!

¡¡¡Un besazo!!!

María Alcazar
makeup@malcazar.com

Me llamo María Alcázar, tengo 33 años y sí, lo confieso, soy adicta al maquillaje, al chocolate, a bailar salsa, al crossfit, a la MTB y a ver pelis los domingos por la tarde tirada en el sofá.

Sin comentarios

Deja un comentario