Mis diez claves para un maquillaje de novia perfecto
16719
single,single-post,postid-16719,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
Trucos para un maquillaje de novia perfecto Makeup-craze

Mis diez claves para un maquillaje de novia perfecto

Para toda novia, el día de su boda merece ser un día inolvidable. Es una fecha en la que se desea estar radiante y se presta una atención especial al vestido, zapatos, peinado… ¡¡Y por supuesto al maquillaje!!

Para esa ocasión tan especial muchas de nosotras decidimos maquillarnos a nosotras mismas y ¿Por qué no?

Con unos sencillos trucos podemos conseguir un maquillaje impecable para ese gran día. He aquí, en mi opinión, las 10 claves para que el maquillaje quede perfecto el día de la boda.

  1. Preparación de la piel: Limpieza, hidratación y prebases.

Un maquillaje bonito empieza con una piel cuidada y bien hidratada. Las semanas previas a la boda son claves para poner nuestro rostro a punto.

Conviene beber mucha agua, dormir bien y realizar una rutina de limpieza e hidratación adaptada a las necesidades de nuestra piel, por lo menos durante las tres o cuatro semanas anteriores a la boda. ¡La clave es la constancia y la elección de productos que se adapten a nuestras necesidades!.

Por una vez aunque sea, merece la pena invertir un poco en productos de calidad, sobretodo para una ocasión tan especial. Tampoco digo que haya que gastarse una fortuna en un par de cremas pero las del Deliplus, por mucho que se diga, no son lo mismo.

Yo os aconsejaría que fuerais a un centro de belleza o a una gran superficie de confianza (véase incluso la parafarmacia del El Corte Inglés…) y que os dejéis aconsejar si no sabéis que cremas y tratamientos os pueden venir bien.

Si optamos por algún tratamiento de belleza en centros de estética profesionales, como limpieza de cutis o exfoliación, no os recomiendo hacerlo los días anteriores a la boda puesto que algunas técnicas pueden irritar la piel y dejar alguna marquita indeseable… A menos que estéis seguras del resultado que vais a obtener, es mejor acudir al centro de belleza con mínimo una semana de antelación.

Cuando llegue el gran día tendremos la piel en las mejores condiciones posibles, pero aún así muchas necesitaremos una pequeña ayudita extra para preparar nuestro cutis.

Una buena idea es invertir en una prebase para el rostro. Este producto se utiliza después de la limpieza y la hidratación de la piel y antes del maquillaje. Se aplica en una fina capa uniforme insistiendo en la “zona T” y va a servir para preparar y proteger el cutis alisando los poros y las pequeñas líneas de expresión e impidiendo que los productos de color penetren en los poros.

Estos productos nos van a permitir aplicar el maquillaje de manera más uniforme, controlar los brillos, iluminar y, sobretodo, van a conseguir que nuestro maquillaje dure mucho más tiempo intacto.

Para pieles mixtas y grasas me gusta mucho la prebase Porefessional de Benefit que matifica muy bien y para pieles más secas y apagadas  el Brightening Serum de Nars es una pasada. También podemos utilizar como prebase una ampolla Flash como las de Germinal que iluminan, hidratan y “estiran” la piel de manera instantánea dándonos un aspecto fresco y descansado. Existen muuuchos productos de este tipo a los que podéis echar un vistazo…

  1. ¿Qué tipo de base de maquillaje elegir?….

El mercado ofrece infinidad de productos, fórmulas y texturas y esto puede resultar abrumador a la hora de elegir.

Es importante tener en cuenta cuales son nuestros objetivos para poder optar por una base u otra: queremos un resultado de muy larga duración que deje una piel perfecta a prueba de flashes y que tenga un aspecto lo más natural y saludable posible.

Por estos motivos nos decantaremos por bases resistentes que duren al menos 12 horas y que se adapten a nuestro tipo de piel con el objetivo de obtener un resultado natural.

Si tenemos la piel seca será mejor elegir una base fluida más hidratante, que aporte luminosidad y frescura a la piel. Si nuestra piel es mixta o grasa, será preferible optar por fórmulas que no contengan aceites y que posean partículas que matifiquen y controlen los brillos.

  1. …¿Y de qué color?

A la hora de elegir el color de nuestra base de maquillaje hay que tener en mente unas pautas que pueden resultar útiles.

Nos interesa que el color de nuestra cara sea el mismo que el del escote y cuerpo, que no haya cortes y se vea un conjunto uniforme (no queremos que parezca que llevamos una careta puesta…).

La cara suele tener rojeces, pequeñas manchas o decoloraciones que pueden distorsionar el color, y el cuello siempre resulta más claro que el resto del cuerpo. Por estos motivos, la mejor manera de atinar con el color de una base es probándola en el escote, el color tiene que desaparecer y fundirse con la piel.

Si podéis, lo mejor es probársela en un sitio donde haya luz natural (no hay peor luz que la de los centros comerciales para atinar con el color de una base, horrible, los alógenos distorsionan muchísimo).

Por otro lado, es importante tener en cuenta que algunas bases de maquillaje se oxidan con bastante facilidad lo que provoca que se oscurezcan en distinta medida.  Es por esto que se recomienda probar la base de maquillaje antes de comprarla y esperar unas horas para comprobar que no se oscurece demasiado y no necesitamos en realidad un tono más claro.

Y para el gran día, un truquito, no os olvidéis de maquillar la zona de detrás de las orejas y el cuello: son las partes más claras del cuerpo y las fotos van a quedar rarísimas si no lo hacéis porque se verán mucho más claras (sobretodo si lleváis el pelo recogido).

  1. ¡Cuidado con los brillos!

Los brillos y los flashes pueden jugar una mala pasada (y hacernos parecer una bombilla, o un fantasma…), pero es fácil mantenerlos a raya siguiendo unos sencillos consejos:

En caso de duda, es mejor optar siempre por productos de acabado mate o satinado. Es preferible evitar productos que contenga demasiados reflectores de luz como las sombras de ojos muy brillantes o metalizadas o los correctores de ojeras con “partículas reflectantes”.

Se pueden utilizar iluminadores siempre y cuando sean sutiles y no contengan purpurina. Hay que colocarlos en puntos “estratégicos” como la parte alta de los pómulos, puente de la nariz o encima del labio superior, lo que más os favorezca, y difuminarlos muy bien.

Mucho cuidado también con los polvos micronizados con altas concentraciones de sílice o “polvos de alta definición” y con los productos que contengan un factor de protección solar elevado. Estos productos pueden resultar terribles para la fotografía porque reflejan muchísimo la luz de los flashes, dándonos un aspecto blanquecino en las fotos. Para muestra un botón…(algunos desastres han provocado los polvos HD…):

  1. Mejillas y labios jugosos e inalterables.

El maquillaje de mejillas y labios es el que va a dar vida a nuestra piel, pero también es el que más fácilmente puede alterarse puesto que lo más probable es que nos pasemos el día dando besos y abrazos a novio, familiares e invitados varios… Por ello debemos prestarle una atención especial.

Para que nuestro labial aguante más tiempo recomiendo perfilar y rellenar los labios con un lápiz de un color muy natural y parecido al de la barra que vayamos a utilizar. Después, aplicad el pintalabios elegido con un pincel en capas muy finas, el color quedará mucho más fijo. Se puede acabar con un toque de gloss para dar volumen al centro del labio.

En cuanto a las mejillas empezaremos aplicando una ligera capa muy difuminada de colorete en crema como base y luego sellaremos con un colorete en polvo de un tono parecido, lo que hará que el rubor se mantenga durante todo el día.

Favorece mucho que el colorete y el pintalabios sean de un tono similar (ya sea coral, rosado, bronceado… ¡Con el que os sintáis mejor!), da un aspecto más suave y uniforme al rostro.

  1. Mirada llena de luz.

La mirada va a ser el punto central del maquillaje y el objetivo unos ojos llenos de vida, descansados y sutilmente definidos. En definitiva, queremos conseguir una mirada radiante.

La clave está en corregir muy bien las ojeras. Para ello, si tenemos una ojera algo oscura/morada, es mejor conseguir un corrector que tenga un tono anaranjado o melocotón, porque va a neutralizar muy bien ese color oscuro. Si nuestra ojera es más bien parduzca o marrón, un corrector de base rosada os puede ir bien también, pero por regla general encuentro que los correctores con base salmón funcionan mejor para las ojeras que suelen tener un subtono morado/azulado.

En cuanto a las sombras, como hemos comentado anteriormente, las mates y satinadas son una muy buena opción para definir el ojo y podemos combinarlas con alguna sombra más irisada para aportar luz al parpado móvil. Los tonos neutros, tierras, topos e incluso grises son una apuesta segura para todo tipo de pieles y color de ojos.

Si tenemos el ojo enrojecido, una buena manera de disimularlo es dibujar la línea interna del ojo con un lápiz color carne. Esto, además de blanquear, aporta luz y agranda el ojo. De igual modo, un buen aliado puede ser el colirio para ojos rojos de venta en farmacias (tipo Vispring) que nos da un aspecto radiante y descansado.

  1. Pestañas tupidas y a prueba de lágrimas.

Las pestañas van a definir y dar expresividad a los ojos. Las pestañas postizas son grandes aliadas para conseguir una mirada impactante. Me gustan particularmente las que vienen en ramilletes individuales, que con un poquito de práctica y un pegamento de buena calidad  son muy fáciles de colocar y muy efectivas (podéis ver aquí un post con trucos para colocar pestañas postizas). Agrandan, elevan y enmarcan el ojo de manera muy natural, fotografían fenomenal y no tienen el peligro que tienen las pestañas postizas convencionales de que se levanten por algún extremo. Y si por algún casual se despegara alguna, ¡no se notará!

Antes de aplicar las pestañas postizas (en el caso de querer utilizarlas) siempre maquillo las pestañas naturales con una máscara de oscura y resistente al agua, por si se nos escapa alguna lagrimilla… y después de colocar las pestañas postizas termino con otra capa de la misma máscara para que se fundan las pestañas naturales con las postizas y quede aún más natural.

  1. Fijación y retoques:

No me cansaré de decir que el maquillaje de novia tiene que durar muchas horas. Hay que asegurarse de fijarlo bien con unos polvos translúcidos, sin olvidarse de la parte de la ojera. Además, existen sprays que se pulverizan sobre el rostro y mantienen el maquillaje intacto durante más tiempo (yo utilizo el den Ben Nye, que es el que usan los artistas del Circo del Sol para fijar sus maquillajes, y va de maravilla).

A lo largo del día, los retoques pueden ayudar a que nuestro maquillaje se vea como a primera hora. Recomendaría que llevarais en un bolsito los productos necesarios para retocaros, a saber: polvos, pintalabios / gloss, corrector y bastoncillos de algodón por si es necesario “restaurar” la sombra de ojos.

Si vuestra piel es muy grasa, llevad mejor papelitos que absorben el exceso de grasa antes de añadir capas y capas de polvo puesto que si nos pasamos pueden dar un aspecto sobrecargado a la piel.

  1. Probad el maquillaje antes de la boda

Para el gran día no hay que dejar nada a la improvisación. Para no llevarnos una sorpresa es mejor probar el maquillaje con antelación y ver cómo nos queda. Es muy recomendable hacerse fotos con y sin flash para ver si el resultado nos satisface o si necesitamos unos polvos que matifiquen más o una sombra que brille menos…

Cuando hagáis la prueba, poneos una camisa o vestido de color blanco: el efecto del maquillaje puede ser muy distinto y a lo mejor os dais cuenta de que os hace falta más color del que pensabais.

  1. ¡Siéntete cómoda con tu maquillaje!

El maquillaje de novia no es un maquillaje de moda. Las fotos serán recuerdos que guardaremos de por vida y lo que queremos es vernos guapas sin importar el paso de los años y no que identifiquen en qué década nos casamos…

El maquillaje de ese día, a mi gusto, debería ser atemporal, como el de Grace Kelly el día de su boda, que no se pueda identificar con ninguna tendencia en particular que pueda pasar de moda (recordad por ejemplo el maquillaje de los ochenta).

Trucos para un maquillaje de novia perfecto Makeup-craze 4

Pero por encima de todo hay que sentirse cómoda y favorecida, el maquillaje tiene que reflejar tu personalidad y tu estilo, no hay reglas preestablecidas de lo que se debe o no se debe llevar…así que, ¡Anímate a probarlo!

¡¡Muchas gracias por leer y comentar!!  🙂

firma

María Alcazar
makeup@malcazar.com

Me llamo María Alcázar, tengo 33 años y sí, lo confieso, soy adicta al maquillaje, al chocolate, a bailar salsa, al crossfit, a la MTB y a ver pelis los domingos por la tarde tirada en el sofá.

7 Comentarios
  • Encarna
    Posteado 08:52h, 28 octubre Responder

    Doy fe de que las novias te quedan preciosas cuando las maquillas , muy naturales ,y las madres de las novias impresionantes!!!!

    • María Alcazar
      Posteado 21:57h, 29 octubre Responder

      Gracias!! 🙂

    • Oceanaaaa
      Posteado 23:30h, 07 noviembre Responder

      Mery! eres una jefa! esta entrada es muy útil y no sólo para ese día…sino para otros en los que quieras llevar un maquillaje discreto! muchas gracias por transmitirnos tantos trukos! 😉

  • Marta Mi cuaderno de notas
    Posteado 16:52h, 14 noviembre Responder

    Te quedo genial Maria, esta preciosa!!!
    Que tal el fijador de Ben Nye? Bien entonces? Yo utilizo el FIX+ de Mac. Te parece mejor el de Ben Nye?
    Otra cosilla, los neceseres transparentes que tienes en la mesa son individuales o vienen juntos? Buscaba unos asi!
    Un besote guapi!
    Marta 😉

    • María Alcazar
      Posteado 22:03h, 14 noviembre Responder

      Hola guapa! Pues el fijador de Ben Nye genial, no se mueve nada!!! El Fix plus de Mac es una caca, bueno, no es una caca pero no es un fijador, no sirve para fijar el maquillaje aunque lo llamen Fix plus. He leido que muchos maquilladores lo usan para refrescar el maquillaje, para que no quede efecto empolvado después de haber fijado con polvos. Yo lo uso para eso y sí que me gusta para dar un acabado más jugoso cuándo uso mucho polvo, pero no dura más que sin Fix plus… También lo usan para refrescar y prepara la piel antes del maquillaje. El neceser es de Mary Kay, es una pasada, son como cuatro neceseres transparente triangulares que se juntan y hacen un cuadrado. Los puedes llevar todos juntos o separados (se unen con velcro y se enrollan hasta formar el cuadrado). Es súper práctico!! Si quieres hago un review… Un beso!!

    • Marta Mi cuaderno de notas
      Posteado 10:29h, 15 noviembre Responder

      Pues me voy a comprar el de Ben Nye, porque si, realmente el Fix+ lo utilizo mucho para refrescar. Fijate, de hecho el otro dia en el curso de MAC lo utilizamos varias veces durante el maquillaje.
      En cuanto pase por Lovel lo compro. Donde lo compras tu?
      El neceser me encanta! Me estaba imaginando que iban juntos. Me parece super practico. Estoy en busca de neceseres transparentes y bien de precio, porque he visto cada cosa por ahi… Por mi puedes hacer una review con tus "utensilios" para maquillar. Me encantara verlo todo, todo lo que tenias en la mesa! Jajaja!
      Un besito!
      Marta 😉

    • María Alcazar
      Posteado 12:18h, 15 noviembre Responder

      Jajaja, como tenga que hacer un review con todo lo que llevaba ese día, madre mia!!, no termino!!! jajaja Iré por partes 😉 Los productos de Ben Nye los compro en La Kasa del Maquillaje en calle de Jorge Juan, 85 (muy cerca del palacio de los deportes). Está muy bien!! Un beso!!

Deja un comentario