Cupcakes de Ferrero Rocher con merengue suizo de Nutella
16462
single,single-post,postid-16462,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
Cupcakedeferrerorochermakeupcraze6-1

Cupcakes de Ferrero Rocher con merengue suizo de Nutella

¡Navidad!! ¡¡Ya la tenemos a la vuelta de la esquina!! Vuelven las luces, los villancicos, las comidas familiares (y de empresa, y de grupos de amigos…), las carreras en busca del regalo perfecto, los belenes y por supuesto… Los dulces navideños… 😀

Entre polvorones, mantecados y turrón de chocolate podría hacer acopio de calorías para el resto del año sólo durante el mes de diciembre… Hay que comedirse un pelín…, que luego cuesta deshacerse de los kilitos navideños. Pero bueno, también hay que darse algún capricho y más es estas fechas.

Por eso hoy os traigo (esta vez con margen de tiempo suficiente, que luego siempre me pilla el toro jeje) una receta de lo más navideña que hará la delicias de grandes y pequeños en estas fiestas señaladas: Cupcakes rellenos de Ferrero Rocher con merengue suizo de Nutella y cobertura de chocolate negro… Suaves, esponjosos, cremosos… ¡¡Una auténtica pasada!! No dejarán a nadie indiferente y  os aseguro que gustarán a todo el mundo (¿¿a quién no le gustan los Ferrero Rocher o la Nutella??). Llevan un pelín de trabajo porque hay que elaborar el merengue y realizar la cobertura, pero es más fácil de lo que aparenta, y si no tenéis mucho tiempo siempre podéis saltaros el paso de la cobertura, que es opcional. La cara de la gente cuando corta este cupcake por la mitad y descubre que dentro hay un Ferrero Rocher no tiene precio…

¿Os quedáis a verlo? 🙂

Ingredientes para el bizcocho:

• 100ml de aceite de oliva suave

• 120g de azúcar moreno

• 2 huevos

• Una pizca de sal

• Una cucharadita de pasta o aroma de vainilla

• 200 ml de nata líquida (35% M.G.)

• 20ml de miel o melaza

• 120g de harina para repostería

• 35g de cacao en polvo (sin azúcar, yo siempre utilizo el de Valor)

• 1 cucharadita de levadura química tipo Royal

• 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico

• 40g de avellanas tostadas y peladas

• Bombones Ferrero Rocher (os saldrá masa para unos 14 cupcakes con estas medidas)

Lo primero que haremos será precalentar el horno a 180º con calor arriba y abajo. Luego, con la ayuda de un robot de cocina, trituramos las avellanas hasta conseguir un aspecto de arenilla.

Por otro lado, con la ayuda de unas varillas mezclamos en un bol el azúcar con los huevos, el aceite, la vainilla, la nata, la sal y la miel (mejor si la calentamos un poco para que esté más líquida) y reservamos.

Tamizamos ahora la harina con el cacao, la levadura y el bicarbonato y lo incorporamos a la mezcla anterior sin remover demasiado. En este momento añadiremos también las avellanas trituradas.

Y ahora la parte divertida de rellenar los bizcochitos. En una bandeja especial en la que habremos colocado los papelitos de cupcakes echamos media cucharada de helado en el fondo de cada papelito. Colocamos un Ferrero en el centro de cada uno de ellos y cubrimos con otra media cucharada de helado de masa (lo suficiente para que el bombón quede cubierto, pero que se siga notando que está ahí). No hay que rellenarlo demasiado porque se nos saldría del molde. Ya sólo queda hornearlos durante unos 20 o 22 minutos (pinchando los bordes tiene que salir el palito limpio).

Pasamos los cupcakes a una rejilla y mientras se enfrían preparamos la crema de merengue suizo de Nutella.


Ingredientes para la crema:

• 4 claras huevo L

• 220 gr. de azúcar

• 250 gr. de mantequilla a temperatura ambiente

• 200gr cucharadas soperas de Nutella

• Una pizca de sal

• Una cucharadita de crémor tártaro (no es indispensable, pero le dará más consistencia al merengue)

En un cuenco apto para baño María mezclamos las claras, la sal y el azúcar y calentamos despacito al baño maría. Hay que estar un poco pendiente para que no se cuajen las claras, pero es muy fácil. Tendremos que esperar hasta que la mezcla alcance unos 60 o 65 grados, lo sabremos porque el azúcar se disolverá completamente (el truco es meter el dedo y en el momento en el que ya no notemos ningún cristal de azúcar sabremos que está en su punto perfecto).

Vertemos estas claras con azúcar en un bol para montarlas a punto de nieve (si tenéis un robot tipo Kitchen Aid o una Thermomix mucho mejor). Batimos hasta que empieze a subir y en ese momento incorporamos el cremor tártaro. Continuamos batiendo hasta que consigamos una textura de claras montadas muy firmes.

Añadimos entonces la mantequilla a temperatura ambiente y batimos hasta que se incorpore bien. Ya solo queda añadir la Nutella y batir hasta que quede una crema homogénea.

Ingredientes para la decoración:

• Crocanti de almendras o avellanas troceadas

• Chocolate negro de cobertura para fundir (A mí me gusta el de Nestlé especial postres)

• Fondant verde, perlitas de azúcar rojas y purpurina dorada comestible (o cualquier decoración navideña que os apetezca 🙂

Transferimos la crema a una manga pastelera (yo utilicé una boquilla redonda sencilla, pero si no tenéis boquilla lo podéis hacer con una bolsa de plástico de congelar con un agujero en una esquina) y cubrimos todos los cupcakes con crema.

A continuación viene la parte creativa en la que podemos decorar el cupcake como más nos apetezca, os cuento lo que hice yo…

En primer lugar cubrí completamente la crema de merengue suizo con crocanti de almendra (como se ve en la foto) y los metí en el congelador para que cojieran consistencia y poder así cubrirlos en chocolate (los tuve aproximadamente una hora).

Mientras se congelaban preparé las decoraciones de fondant con un molde en forma de hojas de abeto y le pegué las perlitas rojas con un poco de pegamento comestible.

Fundí el chocolate al baño María y lo puse en una taza con el tamaño justo para sumergir las copas de los cupcakes y los bañe (al estar congelados es muy fácil). Antes de que el chocolate se enfriara del todo espolvoreé purpurina dorada y le coloqué la hojita de fondant.

Si no queréis sumergir todos los cupcakes, podéis poner el chocolate fundido en una bolsita de plástico y hacer un pequeño agujero en una esquina para utilizarlo de mini manga pastelera para trazar dibujos de chocolate sobre los cupcakes (es lo que hice en la mitad de mis cupcakes, como veréis en las fotos, que también quedan muy bien).

Ya solo queda esperar a que recuperen la temperatura ambiente (están mucho más ricos que fríos) y disfrutar de ellos.

Espero que os haya gustado ¡¡y que os animéis con ellos!!

Muchos besos y que paséis unas fantásticas fiestas navideñas 🙂

firma

María Alcazar
makeup@malcazar.com

Me llamo María Alcázar, tengo 33 años y sí, lo confieso, soy adicta al maquillaje, al chocolate, a bailar salsa, al crossfit, a la MTB y a ver pelis los domingos por la tarde tirada en el sofá.

7 Comentarios
  • Encarna
    Posteado 11:37h, 14 diciembre Responder

    Madre mia que pinta, que cosa mas buena!!

  • Mariangeles Guerra Rodriguez
    Posteado 15:15h, 14 diciembre Responder

    Ñam, Ñam… Menuda pinta que tienen !!
    Besitos

  • Dentro de mi Caos
    Posteado 16:43h, 14 diciembre Responder

    Tienen una pinta increíble! pero a mi esas cosas se me dan fatal 🙁

  • isa m rico
    Posteado 18:56h, 14 diciembre Responder

    ostras que pintaza , tienen que estar buenisimas

  • PLAlimentación
    Posteado 10:54h, 17 diciembre Responder

    Menuda pinta tiene!si lleva un poco de trabajo pero si merecerá la pena. bsts

  • Ginger
    Posteado 16:09h, 20 diciembre Responder

    Pues te ha quedado muy bonito!!! pero tengo que reconocer que aunque soy una verdadera chocoadicta, no me suelen gustar los plumcake me gusta el chocolate muy fuerte y cuanto menos acompañado mejor!!!!!!! pero bonito te ha quedado y mucho

    Besos

  • Lara Fernández
    Posteado 23:43h, 20 diciembre Responder

    ¡Menuda pinta! (Y eso que no soy de cupcakes…)

Deja un comentario