Cupcakes de Chocotorta Argentina
16214
single,single-post,postid-16214,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
recetas-de-mufins

Cupcakes de Chocotorta Argentina

Llevaba un montón de tiempo pensando en esta receta… Concretamente desde que mi amiga Lula me invitó a su casa y me preparó una pedazo de Chocotorta argentina… ¿Que qué es la Chocotorta? Pues no es ni más ni menos que la versión argentina de nuestra tarta de galletas de toda la vida. La tarta clásica que preparan para las fiestas de cumpleaños infantiles. Una bomba calórica, pero leñe, ¡¡qué rica está!!


La Chocotorta es una tarta de capas de galleta de chocolate mojadas en leche (las que se utilizan son las galletas Chocolinas argentinas, pero os vale cualquier galleta al cacao) con crema de dulce de leche y queso Philadelphia a partes iguales de por medio. Está para perder el sentido…

Y nada, que desde entonces estoy dándole vueltas a la idea de transformar la Chocotorta en un cupcake, y lo cierto es que estoy bastante contenta con el resultado…, esto está de vicio… ¿Os animáis?

Ingredientes para los bizcochitos (basados en una receta de Alma Obregón):

  • 115g de mantequilla
  • 220g de azúcar blanco
  • 3 huevos
  • 180g de harina
  • 40g de cacao en polvo sin azúcar (tipo valor)
  • 1 cucharadita y media de levadura
  • 120ml de leche semidesnatada
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 8-10 Galletas Chocolinas o similar (galletas de cacao)
  • 60-70gr Chocolate negro troceado
  • Dulce de leche para el relleno (lo tienen en Mercadona)
  • Una pizca de sal

Ingredientes para la crema:

  • 250g de dulce de leche
  • 250g de queso philadelphia
  • Una pizca de sal

Elaboración

En primer lugar precalentamos el horno a 180 grados con calor arriba y abajo y preparamos nuestra bandeja para cupcakes con los papelitos que hayamos elegido.

Tamizamos la harina con la levadura y el cacao y lo reservamos para más adelante.Por otro lado rompemos las galletas en trocitos con las manos y troceamos el chocolate en tropezones pequeños.

Batimos la mantequilla que tendrá que estar a temperatura ambiente (punto pomada junto con el azúcar hasta que la mezcla se vuelva más blanquecina. Añadimos entonces los huevos de uno en uno (mejor si están a temperatura ambiente para que no solidifiquen la mantequilla).

Después echamos la mitad de la harina y batimos despacio hasta que se integre e incorporamos a continuación la leche y la vainilla. Incorporamos lo que queda de la mezcla de harina y la pizca de sal y batimos hasta que la mezcla sea homogénea. Terminamos añadiendo a la masa las galletas troceadas y los trocitos de chocolate. Repartimos esta mezcla en las cápsulas de papel (es más fácil si lo hacéis con una cuchara de servir bolas de helado porque os saldrán todos los cupcakes del mismo tamaño). Horneamos durante 20-25 minutos o hasta que un palillo salga limpio.

Mientras nuestros bizcochitos se enfrían preparamos la crema, que es de los más sencilla. Batimos el dulce de leche y el queso Philadelphia con unas varillas hasta que consigamos una mezcla homogénea y terminamos con el toque de sal.

Guardamos la crema en la nevera y procedemos ahora a rellenar los cupcakes (este paso es opcional, pero le da un toque espectacular). Lo que vamos es a hacer unos huequecitos en los bizcochitos con la ayuda de un descorazonador de manzanas, tal y como se indica en la foto. A continuación añadimos una cucharadita de dulce de leche en el huequecito que hemos creado. Para esto lo más fácil a mi gusto es utilizar una bolsa de plástico pequeña (tipo las bolsas para congelar) como mini manga pastelera. Rellenamos una esquina con el dulce de leche, lo cerramos con una pinza y cortamos una esquinita. Será mucho más fácil rellenar así nuestros cupcakes. Terminamos cerrándolos con la tapita de bizcocho que hemos quitado antes.

Ya sólo nos queda, decorar los cupcakes con la deliciosa crema que teníamos esperando en la nevera y estarán listos para comer. Como esta crema es bastante suave, os recomiendo utilizar una espátula (con manga pastelera no queda bien del todo, se va deshaciendo el dibujo por la consistencia de la crema). Podéis añadirle por encima decoraciones de chocolate, un toque de dulce de leche o lo que se os ocurra jeje. Una auténtica bomba, pero qué ricos que están… :-).

Como llevan queso, no os olvidéis de que hay que conservarlos en la nevera. Estarán perfectos de un día para otro.

Qué os parece, ¿os vais a animar?

Un beso 🙂

firma

María Alcazar
makeup@malcazar.com

Me llamo María Alcázar, tengo 33 años y sí, lo confieso, soy adicta al maquillaje, al chocolate, a bailar salsa, al crossfit, a la MTB y a ver pelis los domingos por la tarde tirada en el sofá.

Sin comentarios

Deja un comentario